Vencer las obsesiones es una tarea ardua que debes bloquear

Hay mujeres que son tan obsesivas que deben aprender a tener fuerza de voluntad para que su mente no se bloquee, solo se debe dar un golpe de volante y cambiar la dirección. Pero, ¿cómo hacerlo? Las obsesiones son calles sin salidas pero que si se puede cambiar de actitud frente a este tema.chaqueta

Obsesión por la limpieza: en esta obsesión, las mujeres viven por y para limpiar, hay mujeres hasta se pasan 8 horas o más repasando una y otra vez lo limpio. Recuerda Marina que todas las mañanas cuando su padre la llevaba al colegio y su padre luego se iba a su trabajo, pasaban en su ruta de ida por donde vivía la familia Giménez y veían a Doña Emilia a las 7.30am que ya había regado las plantas y hasta enceraba la vereda de su casa, más de una vez las vecinas se quejaban porque al pasar por la vereda, resbalaban y caían al suelo. Pero otra vecina, casa por medio, comenzó a imitarla, competían entre sí, para ver quien tenía la vereda más brillante. Lo que les ha pasado buenas multas, pero ellas seguían en obsesión. Ni decir cuando llovía o volaba tierra, sufrían las dos vecinas, un montón. Un día, mi padre le preguntó por qué competía en barrerla, pasarle el trapo y luego pasar la cera y enceradora a la vereda. Esta con una sonrisa le había respondido, que toda su casa y la vereda debía verse como un espejo, que tenía ya una manía incorporada y que no podía dejarla. Ella se levantaba a las 5.00am para limpiarla y terminaba a las 8.00am, luego desayunaba, iba de compras y vueltas a repasar antes de hacer la comida. Ya su familia se había acostumbrado y nadie podía hacer nada por ella.

Obsesión por el orden: las personas de la obsesión por el orden es tal, que no pueden ver algo fuera de su lugar. Son de esas personas que cuando te sirven un vaso de agua, te lo dan con el apoya vasos para que no se marque en la mesa. De inmediato cuando la persona termina, van, lavan el vaso y lo ponen en su lugar en la alacena.

Si llegan a ver algo fuera de su lugar, sufren de tan modo, que de inmediato corre para corregirlo sino está en su sitio. La persona que conviva con esta clase de persona, es un tanto difícil de cambiarle sus formas

Obsesión por una persona: ¿cuántas son las veces que nos obsesionamos las mujeres u  hombres con una persona del sexo opuesto? Más si han sido nuestras parejas. El caso de Mario, fue una ex esposa que ha sido tal su obsesión, que usaba a quien sea, con tal de tenerlo ahí con ella, en especial a sus hijos. Llegó a un punto en que una chica que salía con Mario, le replanteó cómo sacarla de su vida, sin afectar a los hijos. Si bien, fue un éxito en sacarla de su camino, no fue fácil al principio.

Obsesión por vengarse: La venganza es la peor de las cosas que un ser humano puede hacer. Si bien dice el refrán: la venganza se sirve en plato frío, no es buena para nadie. Pero hay personas que viven con la obsesión de hacerles ver la vida bien dificultosa, llegando al extremo de que la otra persona vaya perdiendo la autoestima y sienta que al final necesita esa persona que ha dejado en un momento de su vida.

Obsesión por la estética: son aquellas personas que no pueden ver el paso del tiempo y necesitan ir a golpe de bisturí. Claro, que a veces le sale caro, una cirugía mal hecha, puede pasarle factura.

Es tal su mezquindad, que quiere saborear su triunfo viendo a esa persona a los pies de esta o este.

La actitud es todo

  • Quita esa obsesión que tengas, esa rama en tu ojo, no te deja ver con claridad
  • La aceptación es la clave, nos obsesionamos casi siempre con algo que no podemos responder, pero que obligadamente hacemos como autómatas
  • Si no depende de ti, déjalo ir.
  • No tienes que controlar tus pensamientos, solo tienes que dejar de permitirles que te controlen a ti.

Es posible que la mujer concilie ser mujer, ama de casa y trabajadora?

La mujer hoy en día, se prepara desde joven para llegar a ser una profesional. Obviamente luego, luego insertandonos en el plano laboral y así alcanzar esos éxitos que tanto deseamos las mujeres para ser reconocidas ante la sociedad.

Es verdad, que tenemos muchas pegas en el sentido que para llegar a ser reconocidas, debemos trabajar muy duro en un mundo machista, en la que hoy en día es más la mujer que logra objetivos que el hombre. Cuando una mujer traza su vida y va paso a paso cumpliendo sus metas, el hombre generalmente lo quiere ya en el mundo competitivo.

carillas3

Las mujeres estamos acostumbradas a la competencia constante de pares y de hombres en el campo profesional, pero se agrega varias cosas más que el hombre no se detiene a pensar, la de ser mujer, madre, esposa y ama de casa.

A veces se tiene ayuda por parte de las parejas, pero otras, es la mujer la que tiene mil funciones que hacer diariamente y eso no hay sueldo que lo pague, pues estamos de servicio las 24 horas del día.

A veces se piensa y cuestiona: ¿qué haría el hombre si tuviera que funcionar como nosotras? Algunos hombres hacen este trabajo cuando son viudos por verse forzados o aquellos que se han separado o divorciado, pero generalmente se lo delegan a la mujer.

Y tu, ¿qué opinas?


Cuando un hombre es golpeado, jamás se denuncia, ¿por qué?

Siempre se habla del maltrato a la mujer, pero jamás del maltrato hacia un hombre .Hace un par de semanas, mi amiga Amparo me ha comentado un caso terrible de maltrato hacia un hombre. Todo comenzó después de casado.

Mariano, es un hombre muy dulce, de carácter permisivo, siempre tiene una palabra amable. Su ex esposa había sido abandonada por un ex novio frente al altar, pero el motivo se desconocía. Cuando Mariano comenzó a salir con su ex esposa, ella parecía dulce, muy abnegada en todo lo que hacía, no visualizaba que ella tenía doble personalidad. Todo era bonito, inclusive la luna de miel.

Al comenzar a hacer la vida de casados, su ex esposa le gritaba todo el día y Mariano siempre consentía a esta en todo para que no le chillara. La primera agresión vino cuando Mariano llegó a casa tarde por estar trabajando, su ex pensó que le estaba engañando y fue donde le partió un jarrón en la cabeza y vinieron después las patadas. Mariano no comprendía nada de por qué esa agresión. Después de darle tremenda paliza y estar sangrando lo llevó al hospital para que le curaran la cabeza. Cuando el médico le preguntó: ¿qué le sucedió?, solo le dijo que se había tropezado y que pegó con la punta de la mesa. Aunque el médico sospechó que no era así, no dijo nada. Luego al volver a la casa, su ex le pidió perdón por lo sucedido y le dijo que no volvería hacerlo más.

Pero su ex seguía gritándole por cualquier cosa, un día al poner la mesa la ex le tiró el plato en la cara quemándolo con la comida y diciéndole y obligándole a que coma su comida, pero es que Mariano no se sentía bien del estómago. Entonces su ex esposa se sacó el zapato que tenía y comenzó a darle y él sin defenderse. Luego ella volvió a pedir perdón

Después de aguantar cinco años de maltrato, la copa que rebalsó el vaso fue cuando al entrar, la ex le estaba pegando a su hijo, fue entonces que reaccionó Mariano y la sacó a su ex de la casa de un brazo. Más tarde con su hermano fue a hacer la denuncia por el maltrato recibido.

Si bien se divorciaron, hasta poder probar que había sido maltratado, él sentía vergüenza al declarar en contra de su ex, pero no podía permitir que tocara a sus hijos.