¿Sabes tu acaso, qué es la elegancia?

Cuántas veces escuchamos por ahí expresiones como: ¡Qué elegancia! ¡Qué bien te ves guapa!!.¿De dónde nace estas expresiones? Si nos remontamos a la historia, la moda en Europa comenzó a producirse a finales del siglo XIV. Sus necesidades no eran por estética como lo es ahora, ni sociales, ni económicas. Pero si, se necesitaba un cambio en las formas de las prendas que usaban las mujeres de ese entonces. Fue entonces, que comenzaron a pensar, en un cambio donde realzara la belleza de la mujer con respecto a las telas, al diseño y a que se viera diferente, pero siempre respetando los códigos morales.

Dado que antes no se mostraba casi nada de piel, no como ahora, que la mujer no deja casi a lugar a que la imaginación del hombre actué. Siempre se dice que mas vale sugerir, que estar mostrando todo.

La Sheika Mozah, una de las mujeres orientales más elegantes

La Sheika Mozah, una de las mujeres orientales más elegantes

Si comparamos la cultura occidental con la oriental, veremos grandes diferencias en la vestimenta de las mujeres, aunque también en sus culturas. La moda se podría entender como: una necesidad de preferencia sobre el buen gusto para lucir una prenda.

Mujer sencilla y elegante a la vez

Mujer sencilla y elegante a la vez

En el período de la entreguerra y tras la Segunda Guerra Mundial es cuando nace la Alta Costura y el prêt-à-porter, lo que llevó al crecimiento de la industria textil y al comercio de ésta, hacia otros países.

Oscar Wilde dijo refiriéndose a la moda que: La sola manera de adquirir una elegancia perfecta, es tener una educación perfecta. Se puede estar o no de acuerdo con esta frase, pues hay mujeres que no han tenido una educación de estudio, pero si han sido mujeres con mucha personalidad y muy elegantes como: María Félix o Ava Gadner, ambas actrices, pero fueron mujeres que solo tenían la primaria hecha. Por lo cual, la afirmación de Oscar Wilde, tendría poca connotación con esta afirmación hecha por él.

Hoy en día, no podemos ignorar la moda, porque es un reflejo del estilo de vida que una sociedad ha elegido en un momento determinado. Si bien, los modistos en cada desfile muestran las últimas tendencias, no quiere decir, que tu lo adquieras siguiendo al detalle.

Mujer con estilo propio, sobrio y elegante

Mujer con estilo propio, sobrio y elegante

Lo importante destacar, es buscar el equilibrio entre la elegancia, la naturalidad, el buen gusto y la sobriedad al vestir. Teniendo en cuenta: los colores, los estilos y diseños que van más con nosotras, la forma de nuestro cuerpo y más. Pensando en la estación del año para no lucir en desacorde, así como también la profesión que desarrollamos habitualmente, para no ir en contra del protocolo.

Otra de las cosas a tener en cuenta, es la edad, las características propias, siendo sencillas, sobrias con un toque de distinción, evitando la extravagancia, de esta forma estarás marcando un estilo propio y personal.

Te paso un dato muy importante para que tengas conocimiento de ella. La palabra elegancia, viene del término latin elegans que significa elegir. Por lo tanto, la persona elegante, es la persona que sabe elegir aquellas prendas que mejor le favorecen en la que resalta sus virtudes y disimula sus propios defectos, haciendo de esta forma que la visión óptica tanto tuya como la de los demás sea agradable a la vista, por lo tanto estarás luciendo elegante.

 


¿Qué es ser una mujer con estilo?

Cuando alguien comenta en una reunión, que tal mujer tiene estilo, suele confundirse con una mujer que puede tener un alto poder adquisitivo o que es una ejecutiva de alto rango y por eso se viste así. Pero nada que ver con esa clase de pensamiento y comentario.


Hay muchas mujeres que tienen un estilo propio, aunque se pongan un jeans, una camisa y una chaqueta con unas ballerinas o botas,  y si lo llevan con personalidad, ten por seguro, que más de una persona, se fijará en la mujer que viste sencilla, pero a la vez con personalidad.

Mujer con estilo sobrio

Mujer con estilo sobrio

Encontrar el estilo propio, ya sea para vestirse, moverse, hablar, gesticular, marca lo que va a identificar tu originalidad y autenticidad como persona. Jamás se debe imitar o copiar a otra persona, porque sino no serías tu misma.

Cuando abres el armario y vas a elegir la ropa, que te pondrás para un determinado evento u ocasión, debes preguntarte qué es lo que te hace falta para hacer diferentes tipos de conjuntos que logren un buen efecto óptico para ti primero y para los demás o urgar dentro del ropero y ver lo que te va mejor con tu personalidad.

Mujeres maduras con estilo

         Mujeres maduras con estilo

Eso si, debes ser sincera y honesta contigo misma, para estar siempre elegante, así sea que lleves puesto un jeans con un pullover y unas botas o tacones y lo acompañes con una chaqueta de gabardina, el conjunto debe ser armonioso en cuanto a los colores que elijas. Si quieres un estilo más elegante, te sugiero que uses accesorios al conjunto que hayas elegido ponerte para un momento del día.

Siempre busca el estilo que vaya contigo, que te identifique, que diga: ESTA SOY YO.

abrigos

El estilo propio, lo marca la personalidad

Para elegir un estilismo, tienes que tener en cuenta la forma que tiene tu cuerpo. Si tu cuerpo tiene forma de una guitarra, deberás lucir prendas que no sean entalladas pero tampoco demasiado ancha.

Observa estos tres conjuntos: el primero es un traje gris con una blusa blanca, los accesorios elegidos unos pendientes pequeños, un colgante y pulseras en dorado. El segundo conjunto es un pullover fino con pantalón recto ambos en color negro y para darle un toque de color, se ha elegido una chaqueta en color rojo. Los accesorios un colgante dorado y un clutch en color negro. El tercer conjunto en cambio, se ha elegido un jeans azul, una blusa gris y una chaqueta en color rosa pálido. Se completa el conjunto con un clutch en color marrón y un collar en piedras color rosa pálido.

Mujeres con personalidad

                              Mujeres con personalidad

Siempre piensa en las tendencias que más se acercan a tus propios gustos y que sepas que lucirás elegante y bella. Siéntete cómoda y relajada con la prenda que elijas.

Si bien, es bueno ir definiendo las prendas que nos agradan y los estilos con los que nos sentimos cómodas. La moda y tendencias de hoy en día, nos muestran una gran variedad de estilos y diseños para poder elegir, por lo que te recomiendo probar cosas nuevas como la de combinar un estampado con lisos, de colores audaces, con brillos, quizás hasta puedes sorprenderte lo bien que te puedas ver y llevarlo con personalidad.

La talla es lo de menos, cuando tu lo sabes llevar con estilo

La talla es lo de menos, cuando tu lo sabes llevar con estilo

Es normal que a veces te dé un poco de temor, ser tu misma, pero eso se debe a que a veces juegue la autoestima. Fíjate que hay mujeres, que se visten según como se sientan al levantarse, pero lo que tu debes hacer es pensar en positivo siempre, no dejes que lo negativo entre en tu vida, así que, cuando te levantes, recuerda que cada día, es un regalo que se nos da

Anímate a ser diferente, no tengas miedo de lucir lo que te guste y así encontrarás un estilo original, auténtico y atractivo. Encuentra tu propio estilo de acuerdo a tu propia personalidad y verás que muchos dirán el buen estilo que luces.


Protocolo de vestimenta: Vestirse decorosamente

Lamentablemente, hay personas que no saben vestirse de acuerdo a un evento u ocasión. La cortesía y el pudor en el vestir es importante porque se exige cubrir todas las partes del cuerpo, y esto no quiere decir que se sea anticuada, pero si un mínimo de dignidad y respeto hacia tu cuerpo. Es, por lo tanto, y no lo tomes a mal, indecoroso tener los pecho al descubierto, llevar los brazos totalmente desnudos, las piernas sin medias de nylon y los pies sin zapatos de vestir.

 

Si observas a las personas aristocráticas o de realeza, jamás las verás a las mujeres mostrar alguna parte de su anatomía al aire o bien escotes o brazos desnudos, por lo que se invita a toda mujer que desee aplicar este protocolo para que luzca como una reina, princesa o aristócrata. Aunque excepcionalmente la Reina Letizia muestra los brazos desnudos o sus vestidos o faldas son arriba de su rodilla, saltándose el protocolo como vemos en la foto.

La Reina Letizia a veces se salta el protocolo dejando los brazos desnudos

La Reina Letizia a veces se salta el protocolo dejando los brazos desnudos

En esta época invernal, se debe evitar en la medida de lo posible, llevar las manos desnudas. Pero cuando se da la mano, debes retirar el guante que cubre la mano derecho para saludar a la persona que tengas de frente. Otra, es cuando debes tocar una parte de tu cuerpo, como arreglar el tirante de tu sujetador. No lo harás jamás delante de una persona, se debe solicitar una disculpa ante la persona que se tenga en frente de sí e ir al toilet para acomodarlo.

La Reina Sofia siempre cumple las reglas de protocolo

La Reina Sofia siempre cumple las reglas de protocolo

El sufrir diversas y pequeñas molestias sin volverse, ni frotarse ni rascarse o sin moverse, adoptando siempre una posición erguida, es un tanto difícil, pero se puede lograr. Aunque sabemos que son acciones diarias que deberíamos practicar siempre.

La mirada es importante, pero más importante es no clavar la mirada. Si observar atentamente si una persona está hablando. Lo que es de mala educación es distraerse cuando la persona que está de frente a nosotros desviar la mirada.