Moda Street Style para esta primavera 2016

¡¡Estamos en primavera!!

Ya estamos en primavera y si bien tenemos días de lluvia, frío y viento, a veces el clima cambia a un poco templado con un hermoso sol brillante. Ahora bien, lo importante es adaptar la moda al momento, por eso mismo aquí les traigo, a modo de inspiración, un montón de propuestas de street style!

Para que te veas super elegante y femenina, estos looks que te presento hoy, dejarás a mas de uno del sexo opuesto con la respiración entre cortada…

Para las mas jovencitas este Street Style esta super!! falda de cuero negro, con un jersey de mangas francesas y tacones clásicos acompañan al vestuario un clutch en color negro y gris.

Este otro Street Style está compuesto por falda de cuero corta, con una blusa negra transparente  y para rematar el conjunto, unos botines negros de tacón de cinco centímetros y un bolso gris. Perfecto para ir de compras o visitar a una amiga.

Para mujeres de mediana edad estos Street Style están muy bien, este vestido en azul con chaqueta de jeans y botines bajos, acompaña el conjunto un bolso cuadrado en turquesa y en el cuello un pañuelo estampado. Si prefieres también está la opción de colocarte un jeans o pantalón recto negro, gris, azul marino, camisas blancas, negras, estampadas y chaqueta de jeans para las mujeres de 50-60 años

Estas otras opciones que te muestro es la de ir con pantalones rectos sea en negro o marrón ladrillos, se los puede llevar con camisa blanca, camisa negra o por qué no usar una camisa estampada como te lo sugería en el párrafo. En cuanto a zapatos algunas se animarán a la sandalia, pero mi sugerencia es que aun lleves botas, botines y zapatos de tacón mediano.

Es importante en cada Street Style que lleves, los accesorios de pulseras, anillos, pañuelos, colgantes, pendientes para estar impecables.

Que te pareció las propuestas que te he mostrado hoy? verdad que están super femeninas? Espero tu opinión. No pases por alto el no opinar.


¿A que te suele pasar a veces o muy seguido?

¿A que te suele pasar a veces o muy seguido en que tu estás muy tranquila y te viene toda una racha de malas, que no sabes que hacer porque te agota? Siempre pasa cuando no tienes dinero por ejemplo y de pronto se te rompe la heladera, el coche, debes hacer una operación para salvar una vida, o la misma hacienda te cobra un dinero que pensas y te preguntas ¿por qué a mi me tiene que suceder esto?

Sabemos que son pruebas de la vida que debemos sortear constantemente, a veces vienen espaciadas y otras, toda juntas, por lo que siempre debemos estar alerta.

Nos ha comentado Pepita que su caso llegó a tal extremo, que pensó en suicidarse. En un mes, le pasó de todo. Su esposo fallece en un accidente de tránsito de la manera más absurda. Su coche esperaba el verde para continuar camino a su trabajo, cuando un camión que se le rompió el freno, colisionó por detrás del coche, con tal mala suerte, que el impacto ha sido tan fuerte, que se desnucó y murió al instante. No terminó de enterrar a su esposo, cuando a la siguiente semana, Hacienda le envía una carta diciendo que debía 3000 euros. Pepita no podía afrontar semejante suma, pues es una pensionada que gana 365 euros al mes, esto se debía a que su esposo había ido a vigilar un sitio que no correspondía y la empresa en que trabajaba lo sabía y un guardia jurado lo denunció, por lo que multaron al trabajador, en este caso a su finado esposo y a la empresa en cuestión. Cuando ella fue a hablar a Hacienda, le dijo: que debería pagar 300 euros por mes o los 3000 euros en efectivo, sino aumentaría de 3000 euros a 3300 euros y cada vez que no pagara se aumentaría a 300 euros de recargo por no pagar.

Pepita estaba desesperada. El mismo día que va a Hacienda, su heladera ya no servía más. Era tanto el agobio de Pepita, que ya no soportaba más. Aún tenía una hija menor que alimentar y pagar un alquiler, todo su mundo se le venía abajo, quería quitarse la vida, no quería vivir más.

Pero está ese dicho que reza: “Dios aprieta, pero no ahoga”. Pues le vinieron luego de unos meses, dos ayudas y con ella, pudo pagar a Hacienda. Cáritas le ayudó con alimentos. Ella comenzó a dar clases particulares en su casa. Su hija estudiaba y encontró trabajo en una tienda de ropa y ambas comenzaron a salir adelante lentamente. Pudieron comprar una heladera de segunda mano y después de varios meses cobra su pensión de enviudad.

mujer triste

Las malas rachas, hacen que nuestra mente y cuerpo sean abatidas por la situación que vivimos en el momento

Otro fue el caso de Marisol, ella tenía una vida acomodada, su empresa iba genial, tenía su casa, algunos pisos y hasta dos coches. Viajaba, salía, disfrutaba de la vida. De pronto, su empresa comenzó a tener pérdidas, la gente que le rodeaba no apostaba por su empresa para ayudarla a sacarla a flote. Comenzó a endeudarse de tal forma, que tuvo que vender la empresa y algunas propiedades y uno de los coches. Marisol no daba crédito que todo se terminara en tres meses y no poder hacer nada para salvar todo aquello por lo que tanto luchó en su vida. Hoy solo le queda un piso de 70m2, un coche, no tiene ayudas del gobierno, y es su hijo quien la mantiene y se hace cargo.

Marisol, debió atenderse con psicólogo porque cayó en una depresión muy fuerte. Tiene continuos ataques de ansiedad. Está envuelta en un espiral. Inclusive hasta una amiga que recién había conocido en el consultorio del psicoanalista, le propuso ser una recepcionista en la empresa de esta mujer, pero Marisol lo considera como bajar de status social y de profesionalidad. Igual, esta mujer caída del cielo, le dijo que la esperaría, que todo buen trabajo es digno, que no se avergonzara jamás de haber estado en lo alto y que hoy se encontrara así de ánimos.

Estos fueron dos casos puntuales, pero estamos seguras, que muchas veces o a veces te suele pasar que te encuentras en un callejón sin salida. Solo son pruebas de la vida, sé inteligente, actúa con sabiduría, analiza sobre la solución, no te ahogues en la primera de cambio. Tu puedes salir del agujero, de ese abismo que te ahoga o de las malas rachas.


La mala costumbre de los jóvenes

¿Se ha perdido el respeto?¿Por qué no se saluda al entrar o salir o cuando recién conoces a una persona?

Si hay algo que me fastidia es cuando tu entras en un sitio, tu dices “buen día”, “buenas tardes” o ” buenas noches” y es como si se lo dijeras a una pared, porque no te saludan o te mueven la cabeza. Para mi es signo de falta de respeto. Claro que si personas mayores hacen eso, los jóvenes no tendrán ejemplo para que tomen la actitud de saludar. Hace un año atrás, mi hija menor me dice: mami, ¿puedo llevara tres amigas, a pasar la noche en casa de Marta?. Le contesté que, no había problemas de llevarlas en el coche hasta la casa de Marta.

Horas más tardes, vienen dos jóvenes a casa, entran y saludan como siempre porque ya nos conocíamos. Mientras esperábamos a la tercera jovencita, bajamos en el ascensor para ir al portal a esperarla. Al cabo de unos minutos, viene esta jovencita, saluda a mi hija, saluda a las dos chicas y nos pasa de largo a mi esposo y a mi.

el saludo1

El saludo

Yo ni corta ni perezosa, la miro seriamente y le pregunto: ¿es que a tí en tu casa, no te han enseñado a saludar? sin mediar palabra, nos da un beso a mi esposo y a mi. Y seguí mirándola seriamente.

Mientras íbamos a la casa de Marta, en el trayecto, la miraba por el espejo retrovisor. Al llegar a la casa de la niña en cuestión. Los padres salen de la casa a saludarnos, mientras las chicas, saludaban a Marta.

Seguí con la mirada atenta, a ver qué hacían estas jovencitas. Entonces viene mi hija, se despide de nosotros, se despide Marta y los padres de Marta, nos saludan las dos chicas mientras a la que le llamé la atención, ni modo que saludara. Si hubiesen visto mi cara, mi cara era un poema, pues mis ojos te hablaban.

Entre al coche y le dije a mi esposo: si llega a aparecer en casa otra vez, esta niña me va a escuchar. Al otro día viene mi hija de haber pasado una noche magnifica con sus amigas, y le comento que no me ha gustado la forma en que la chica que no había saludado al llegar, cómo es que no era educada, más si se trataban de personas mayores, de las personas que la iban a llevar en su propio coche y sobre todo por educación el no saludar, realmente me pareció fuera de lugar.

El saludo

El saludo siempre es bienvenido

Mi hija me contestó que hay padres que no les interesa saludar a los amigos/as de sus hijas y por eso la reacción de esta jovencita. Entonces, le acoté que en esta casa, la educación siempre prevalece. Obviamente, después mi hija charló con esta chica y le advirtió que si no saludaba, me iba a enfadar bastante. Entonces a partir de allí, cuando ha venido a casa, había aprendido la lección de saludar por respeto.

Pasó el tiempo, y un día en casa almorzando, recordábamos esa anécdota, ahora riendo, le dije:” si bien me había molestado, hoy has aprendido la lección”. Entonces ella riendo me dice:¡¡ y vaya lección que me dio!!

Creo que las formas y los valores, no se deben perder por más que los tiempos hagan cambios. El saludo no se le niega a nadie, es gratuito y de buen gusto.