¿A que te suele pasar a veces o muy seguido?

¿A que te suele pasar a veces o muy seguido en que tu estás muy tranquila y te viene toda una racha de malas, que no sabes que hacer porque te agota? Siempre pasa cuando no tienes dinero por ejemplo y de pronto se te rompe la heladera, el coche, debes hacer una operación para salvar una vida, o la misma hacienda te cobra un dinero que pensas y te preguntas ¿por qué a mi me tiene que suceder esto?

Sabemos que son pruebas de la vida que debemos sortear constantemente, a veces vienen espaciadas y otras, toda juntas, por lo que siempre debemos estar alerta.

Nos ha comentado Pepita que su caso llegó a tal extremo, que pensó en suicidarse. En un mes, le pasó de todo. Su esposo fallece en un accidente de tránsito de la manera más absurda. Su coche esperaba el verde para continuar camino a su trabajo, cuando un camión que se le rompió el freno, colisionó por detrás del coche, con tal mala suerte, que el impacto ha sido tan fuerte, que se desnucó y murió al instante. No terminó de enterrar a su esposo, cuando a la siguiente semana, Hacienda le envía una carta diciendo que debía 3000 euros. Pepita no podía afrontar semejante suma, pues es una pensionada que gana 365 euros al mes, esto se debía a que su esposo había ido a vigilar un sitio que no correspondía y la empresa en que trabajaba lo sabía y un guardia jurado lo denunció, por lo que multaron al trabajador, en este caso a su finado esposo y a la empresa en cuestión. Cuando ella fue a hablar a Hacienda, le dijo: que debería pagar 300 euros por mes o los 3000 euros en efectivo, sino aumentaría de 3000 euros a 3300 euros y cada vez que no pagara se aumentaría a 300 euros de recargo por no pagar.

Pepita estaba desesperada. El mismo día que va a Hacienda, su heladera ya no servía más. Era tanto el agobio de Pepita, que ya no soportaba más. Aún tenía una hija menor que alimentar y pagar un alquiler, todo su mundo se le venía abajo, quería quitarse la vida, no quería vivir más.

Pero está ese dicho que reza: “Dios aprieta, pero no ahoga”. Pues le vinieron luego de unos meses, dos ayudas y con ella, pudo pagar a Hacienda. Cáritas le ayudó con alimentos. Ella comenzó a dar clases particulares en su casa. Su hija estudiaba y encontró trabajo en una tienda de ropa y ambas comenzaron a salir adelante lentamente. Pudieron comprar una heladera de segunda mano y después de varios meses cobra su pensión de enviudad.

mujer triste

Las malas rachas, hacen que nuestra mente y cuerpo sean abatidas por la situación que vivimos en el momento

Otro fue el caso de Marisol, ella tenía una vida acomodada, su empresa iba genial, tenía su casa, algunos pisos y hasta dos coches. Viajaba, salía, disfrutaba de la vida. De pronto, su empresa comenzó a tener pérdidas, la gente que le rodeaba no apostaba por su empresa para ayudarla a sacarla a flote. Comenzó a endeudarse de tal forma, que tuvo que vender la empresa y algunas propiedades y uno de los coches. Marisol no daba crédito que todo se terminara en tres meses y no poder hacer nada para salvar todo aquello por lo que tanto luchó en su vida. Hoy solo le queda un piso de 70m2, un coche, no tiene ayudas del gobierno, y es su hijo quien la mantiene y se hace cargo.

Marisol, debió atenderse con psicólogo porque cayó en una depresión muy fuerte. Tiene continuos ataques de ansiedad. Está envuelta en un espiral. Inclusive hasta una amiga que recién había conocido en el consultorio del psicoanalista, le propuso ser una recepcionista en la empresa de esta mujer, pero Marisol lo considera como bajar de status social y de profesionalidad. Igual, esta mujer caída del cielo, le dijo que la esperaría, que todo buen trabajo es digno, que no se avergonzara jamás de haber estado en lo alto y que hoy se encontrara así de ánimos.

Estos fueron dos casos puntuales, pero estamos seguras, que muchas veces o a veces te suele pasar que te encuentras en un callejón sin salida. Solo son pruebas de la vida, sé inteligente, actúa con sabiduría, analiza sobre la solución, no te ahogues en la primera de cambio. Tu puedes salir del agujero, de ese abismo que te ahoga o de las malas rachas.


¡ Me tienes harta con tus egoísmos!

Si alguna vez no lo has dicho, seguramente lo habrás escuchado

El egoísmo se podría definir como que una persona solo piensa en sí misma, no teniendo en cuenta las necesidades, ni sentimientos de la otra persona que tiene frente a sí. Solo se preocupa por sus propios intereses y satisfacción.

Hay personas que son tan frías y calculadoras en su egoísmos, así como miles de historias que nos pueden narrar miles de protagonistas diciéndoles cuánto daño han hecho a las personas que tienen a su alrededor y llevarles a la locura de hacer que su autoestima sea lo suficientemente baja como para poder dominarla a su antojo y así complacer todos sus egoísmos a extremos impensables. Clásico y de sobra podemos nombrar a: una pareja tóxica, un amigo o amiga, los padres, un jefe.

Egoísmo en la pareja

Egoísmo en la pareja

Una cosa es entender de dónde provienen las causas, pero eso no significa que se debe justificar de por qué llega a ser una persona egoísta. Casi siempre la persona egoísta toma ciertas actitudes como algo personal. Claro que a todo esto, no debes dejar que abusen de ti, debes aprender a poner los límites, a marcarlos de forma firme y rotundamente. Debes hacer que entienda que no puede seguir abusando de ti, primero porque eres una persona a quien debe respetar a solas y adelante de todos. Jamás dejes que te ridicularice y te someta a que te sientas culpable si haces algo en contra de él o ella. No debes ser débil, debes tener fortaleza para enfrentarlo. No que por amar, perdono. No que porque no tengo donde ir, soporto.

 

Hazle ver que su comportamiento. ¿De qué forma? repite el mismo patrón que esa persona hace contigo y luego hazle ver que así como se siente, así también te sientes tu. Hazle ver que manipular no lo vas a aceptar jamás. Habla de manera asertiva, no reproches ni los culpes. Solo pregúntale cómo se siente al ser tratado de la misma forma con que te trata a ti.

No escuchar, no oír

No escuchar ni oír las exigencias de una persona egoísta

 

Muchas veces nosotros asumimos que alguien actúa de alguna forma por ciertas razones, y ojo, porque podemos estar equivocados. Pero una cosa que deseo quede en claro, y es que una cierta cantidad de egoísmo no es malo, pero si debemos tener cuidado cuando la otra persona se quiera exceder

A veces los egoísmos llegan no solo a manipularnos para bajarnos el autoestima, sino hasta el maltrato psicológico para anularnos completamente. En ese caso, desenganchate de la persona que es así, porque en realidad JAMÁS  lo vas a poder cambiar, no te autoengañes diciendo que en algún momento cambiará y si necesitas ayuda para salir, búscala en las personas adecuadas para ser ayudada(o). Recuerda amarte a ti misma(o), respetate, tu eres una persona que vale mucho.

 

 


Esta por terminar el año y debemos hacer balances

Durante todo el año, trabajamos, estudiamos, andamos corriendo de aquí para allá y no somos capaces de disfrutar a veces lo que estamos haciendo, por ir como caballo de reparto todo el tiempo haciendo una y otra vez las cosas, sin pensar y detenernos un momento y preguntarnos si somos felices con lo que estamos haciendo.

Si crees que eres feliz con lo que haces rutinariamente, genial para ti. Pero si no lo es, lo importante es el cambio de actitud que debemos tener para que las cosas sean más fructíferas y positivas para nosotras. A veces tenemos miedos a los cambios, pero no hay que temer a algo nuevo, pues es una posibilidad que te brinda la vida para que lo introduzcas en tu conducta diaria.

2016

A horas de que comience un nuevo año

Es verdad, que durante el año no medimos y no pensamos en ciertas cosas y de pronto cuando llega el balance de fin de año, nos preguntamos:¿pero si hubiésemos hecho aquello? ¿y si nos hubiera salido mal? ¡Me arrepiento de no haber tomado aquella decisión! o ¡no me arrepiento de nada, ya esta!

Cuando algo se presenta para tomar decisiones, debes sentarte a analizar si conviene o no hacer tal acción, siempre mira el lado positivo de las cosas, las negativas no llevan a ningún lado, y si eres indecisa…te aconsejo revertir esa posición…

brindis

A través del brindis, haremos un cambio de actitud. Una actitud positiva

Ahora bien, si deseas ponerte las pilas como corresponde, coge un lápiz y un papel y comienza a hacer dos listados. Una es para las metas y como las llevarás a cabo y la otra lista es lo que descartarás para que nada lo trunque. De esta forma, te organizarás mejor en todo sentido. Recuerda que tu mente y pensamientos siempre deben pensar en positivo, jamás dejes que lo negativo entre en tu vida, en el trabajo o estudio. Lo negativo no entra en mi vida, repítelo tantas veces como sea necesario, pero es efectivo a la larga, nada te detendrá ni nada sucederá que no sea lo que tu deseas.

¡¡Feliz Navidad!! ¡¡Feliz Año Nuevo!!