Una gran persona es aquella que en medio de las muchedumbres mantiene, con perfecta dulzura, la independencia de la soledad

Hace unas semanas había leído un artículo en una revista que me sorprendió su título. En ella se contaba que en un café de la ciudad de Buenos Aires, Argentina se ofrecía un servicio poco habitual en la que consistía en sentar a los clientes, que no tenían companía junto a animales que podían ser desde canes hasta loros, cualquier animal que el hombre o mujer pudiera sentirse con ganas de transmitir ese cariño que necesita dar y recibir. Claro que esta peculiar iniciativa de este establecimiento “anti-soledad” ha tenido muchísimo éxito principalmente ahora que pasaron las fiestas, porque en Navidad, Año Nuevo y Reyes se acrecentó más los clientes que querían entrar a ese café, hacían largas colas, inclusive hasta turistas curiosos querían experimentar esta sensación.

La pregunta que muchos se hacen:“¿Por qué se evita la soledad? Porque son muy pocos los que encuentran compañía consigo mismos” y es verdad, a mucha gente le cuesta socializarse o bien cuando esta en soledad por gusto y no desea companía afectiva.

El sentimiento de soledad puede resultar muy amargo hasta doloroso diría. He visto que muchas las personas pueden llegar a mantener una relación de pareja que no es satisfactoria y soportar maltratos psicológicos y hasta físicos con tal de no encontrase solas/os. Otras personas, sin embargo, son felices escribiendo, leyendo un libro interesante, escuchando música o contemplando un atardecer, sin sentirse solos/as.
Detrás del sentimiento de soledad, muchas veces, subyacen problemas de autoestima o inseguridad, que provoca que la soledad sea vista como algo temible y no como una oportunidad de conocerse a sí mismo y disfrutar de la propia compañía.

glamour

Todos sin excepción, necesitamos de la soledad, porque es un instante de plenitud que merecemos experimentar.

¿Qué hace la gente que no teme la soledad?

1. No piensan que son raros/as por que les guste estar solos/as, son los demás que dicen: mmmmm esta persona es rara, no se socializa.
2. No desean la atención permanente de los demás porque tienen una vida lo suficientemente enriquecedora. Eso se llama tener personalidad y madurez.
3. No dependen de nadie para ser feliz, ellos son felices porque alcanzaron una madurez de saber compaginar cuándo se desea la soledad y cuándo se desea estar en companía.
4. Se sienten seguros/as consigo mismos/as y tienen una autoestima alta. Son independientes. No dependen de esa persona para sentirse que está protegido por alguien
5. Entran en contacto con otras personas, no por necesidad, sino por simple placer, para enriquecer su vida un poco más. Y es así como se debe ver la vida
6. Se sienten bien consigo mismos/as. Eso es lealtad a uno mismo/a
7. Disfrutan de su tiempo junto a otras personas, pero también cuando están solos/as. Se debe experimentar las dos cosas y luego pensar que no es tan grave estar en soledad.

Hay un refrán que dice:“Una gran persona es aquella que en medio de las muchedumbres mantiene, con perfecta dulzura, la independencia de la soledad”. ¿Qué opinás?


Llegan las fiestas y hay gente que dice: “Para mi las fiestas, son días como cualquier otro. Si lo festejo, es por los niños”

Y es que son frases absurdas. Porque la persona que dice: “Para mi las fiestas, son un día como cualquier otro. Si lo festejo, es por los niños” es porque su alma está tan amarga, que vive en un círculo vicioso, donde se quiere victimar así misma o así mismo. En realidad, es una persona egoísta que invita a todos a pensar como ella o como él y es una pena, porque no sabe vivir.

La gente no es capaz de vivir el presente, siempre viviendo en el pasado diciendo: “esa silla jamás volverá a ser ocupada”, “la mesa está vacía porque no está ni papá ni mamá”, “cuánta falta me hace mi abuelito”, ” no tengo dinero para compar regalos para navidad o reyes, por lo tanto, no habrá fiesta para nosotros” y así un montón de excusas que el hombre las crea en su mente y corazón.

Las personas que estuvieron antes y debieron partir, cumplieron una misión, como tu que algún día partirás, porque de flor eterna no vas a seguir aquí con los tuyos. Si sigues pensando y viviendo de los buenos tiempos que viviste en el pasado, ya fue. Tu presente es hoy. ¿Qué tienes en este presente? tus hijos, tus nietos y quizás con suerte un bisnieto para poder disfrutar y te lo estás perdiendo porque consciente o inconscientemente estás contagiando esa amargura que llevas por dentro, porque no deseas cambiar tu chip.

No tienes para comprar un juguete o alguna cosa para toda tu familia, eso no es lo importante, a veces debes utilizar el ingenio, podemos reciclar cosas y agregarle una tarjeta. Por ejemplo: puedes hacer manualidades con un frasco de vidrio como estos o lámparas, haz partícipe a toda tu familia para reír todos juntos mientras se ponen manos a la obra.

Corrige ese error, estás a tiempo, no sigas amargándote ni amargando a los que están a tu alrededor por tus pensamientos negativos, si continuas así, solo lograrás quedarte sola, entonces si que no podrás festejar más una fiesta con nadie, porque tu misma has logrado alejarlos con tu actitud.